Detección automática de arrugas faciales

Loading images/wpro.gif ...

Imagen tipo utilizada en la detección de arrugas

Esta aplicación fue desarrollada como una herramienta de apreciación de la piel de la cara, utilizable en los campos de la cosmetología y la dermatología.

La aplicación provee operaciones accesibles desde la interfase usuario que recuren a técnicas de procesamiento de imágenes. Ella da medidas precisas efectuadas sobre pequeñas pastillas de silicona que contienen replicas de la piel, y que suministran información cuantificable de la textura y geometría de las arrugas.

La aplicación es igualmente una valiosa herramienta proveyendo evidencia estadística cuantitativa, en el caso de reclamaciones de clientes, en cuanto a la eficacia de cosméticos, maquillajes y/o productos dermatológicos. A través del uso de técnicas de procesamiento digital de imágenes, la piel es analizada antes y después de la utilización de cremas anti-envejecimiento, productos contra la celulitis, etc. Como resultado de este análisis, medidas fiables y precisas cuantificando la evolución de las arrugas son efectuadas permitiendo comprobar su capacidad curativa/reconstituyente.

Time Saving Benefits:

  • Baja inversión en equipo (hardware y software).
  • No hay necesidad de entrenamiento especial para su uso - Puede ser empleada por personal técnico no experto en procesamiento de imágenes.
  • Las medidas efectuadas son reproducibles - Ninguna interacción humana es requerida.
  • Aplicación totalmente autónoma - Puede ser utilizada sobre muestras en laboratorio o directamente en los despachos del cliente.

Técnica de elaboración y muestreo de la replica

Una pasta adhesiva a base de silicona es aplicada sobre la piel de una persona. Uno segundos después de fijada, la pasta es retirada de la piel y esta lista para ser analizada. Gracias a una iluminación controlada y a un sistema de adquisición de imágenes, la muestra es digitalizada y analizada usando técnicas de procesamiento de imágenes. La aplicación suministra de manera automática y consistente medidas pertinentes y calibradas de la piel como el número de arrugas, elongaciones de los surcos, etc. El sistema, el cual es controlado por un operario, puede ser utilizado en laboratorio e igualmente en los despachos del cliente.